www.ibizadiario.info
Turistas con las maletas se disponen a entrar en una casa alquilada en Dalt Vila
Ampliar
Turistas con las maletas se disponen a entrar en una casa alquilada en Dalt Vila

Ibiza tiene un tope de 109.800 plazas turísticas que el Consell quiere reducir

El Departamento de Turismo del Consell de Ibiza, que dirige el presidente, Vicent Torres, promoverá un decrecimiento del techo de plazas turísticas en la isla, que actualmente ha quedado fijado en un total de 109.800, incluyendo los alquileres en viviendas y la bolsa de plazas.

El presidente ha dado al Departamento la instrucción de iniciar los trabajos para la redacción del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT) de la isla de Ibiza, que será el documento de planificación y gestión del conjunto de infraestructuras, servicios, equipamientos y actividades de carácter turístico.

El PIAT determinará un nuevo techo máximo de plazas turísticas que debe tener la isla de Ibiza, el que el gobierno del Consell de Ibiza considera que deberá ser inferior al actual de 109.800.

Una vez ha entrado en vigor la modificación de la Ley del Turismo de las Islas Baleares, el total de plazas turísticas en la isla de Ibiza ha quedado repartido de la siguiente manera: 56.222 plazas hoteleras; 21.653 plazas en apartamentos; 20.657 plazas en viviendas; 1.598 plazas en campings; 670 plazas en establecimientos rurales; 9.000 de la bolsa de plazas.

La anterior Ley turística, del 2012, no establecía un techo de plazas para las viviendas turísticas, lo que ha permitido un crecimiento exponencial en los últimos años, quedando finalmente en 20.657. La entrada en vigor de la nueva Ley, el pasado 1 de agosto, ha permitido detener el registro de nuevas plazas, ya que establece una moratoria de un año hasta la zonificación de esta actividad y su inclusión dentro del techo de plazas turísticas.

Además, se eliminan todas las excepciones hasta ahora existentes: Desde el 1 de agosto, los hoteles de 5 estrellas, los hoteles de ciudad, los establecimientos de alojamiento de turismo rural, las viviendas comercializadas por empresas de estancias turísticas, los alojamientos de turismo de interior y toda una serie de otros establecimientos deben adquirir plazas en la bolsa de plazas, lo que supone que por primera vez, se establece un techo real de plazas turísticas.

El servicio de inspección intensifica el control sobre las plazas ilegales

También gracias a la entrada en vigor de la nueva Ley, el Departamento de Turismo ha intensificado el control sobre las actividades de alquileres turísticos irregulares.

La primera medida ha sido iniciar una nueva remesa de notificaciones a comercializadores de alquileres de la obligatoriedad de mostrar el número de registro de la actividad turística.

La nueva ley declara responsables de las infracciones relacionadas con la comercialización de estancias turísticas en viviendas ilegales tanto a los propietarios de los inmuebles como los posibles explotadores y los comercializadores (a través de cualquier tipo de soporte).

A la vez, la ley aumenta considerablemente la sanción mínima para ofrecer una vivienda sin permiso: la comercialización de una vivienda sin la presentación de la declaración responsable implica una infracción grave con multas entre 20.001 y 40.000 euros, tanto para el propietario como para el explotador o el comercializador, y por cada vivienda que se ofrece.

En el caso de las plataformas o de otros titulares y explotadoras de los canales de comercialización turística, la publicidad o promoción de oferta ilegal implica sanciones de hasta 400.000 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Ibizadiario.info
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.